Advertisement
Recibe novedades

Escribe correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Recetas para diabetes

Pastelito de queso y compota de albaricoque

Pastelito de queso y compota de albaricoqueEl albaricoque,  también conocido como damasco, es una fruta rica en vitaminas especialmente la A (sólo 3 suplen el 60% de los requerimientos diarios de esta vitamina), vitamina C y del grupo B.y también brinda minerales (potasio, magnesio entre otros).

Igualmente, los taninos que contienen cuando están maduros desinflaman la mucosa intestinal.

La presente receta es un pastelito de queso y compota de albaricoque que toma aproximadamente 2 horas 15 minutos en su elaboración y su aporte calórico es sólo 225 kcal por ración.

Pastelíto de queso y compota de albaricoque

Ingredientes (4 persona)
200 g de queso fresco
500 ml de nata líquida
8 albaricoques
200 g de azúcar
1 rama de vainilla
1 plancha de bizcocho
2 hojas de gelatina

Preparación
Hidrata las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría. Cuando se ablanden disuélvelas en 2 cucharadas de nata caliente. Con la ayuda de un molde, corta la plancha de bizcocho en circunferencias de 4-5 cm de diámetro.

En un recipiente y con la ayuda de unas varillas, monta el queso fresco, el resto de nata y 100 g de azúcar. Agrega la gelatina, mezcla y reparte en 4 moldes individuales sobre la plancha de bizcocho. Reserva 1 hora hasta que cuaje.

Cuece los albaricoques pelados y cortados en cubos con el resto del azúcar y la vainilla durante 1 hora a fuego muy lento. Una vez frío reparte sobre la mousse de queso.

Si quieres hacer el bizcocho mezcla 2 huevos batidos con 100 g de harina, 50 g de azúcar, vainilla, canela y un chorrito de aceite. Hornea 25 minutos a 180° C.

Recomendaciones

Escoge el albaricoque maduro para que sea dulce. De lo contrario, además de ácido, resulta indigesto. Lo puedes comer crudo, asado, desecado (orejones), en mermeladas, guisado en salsas o como relleno de carnes rojas y aves.

Los albaricoques on muy delicados y un simple golpe basta para acelerar su deterioro. Por ello, se aconseja manipularlos con cuidado.

 

 

Deja un comentario