Advertisement
Recibe novedades

Escribe correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Frutas milagrosas

Galletas de avena y miel para bajar el colesterol

galletas de avena y miel

Hoy en día es fácil encontrar copos de avena en todos los supermercados. Quizá no te hayas atrevido nunca a probarlos o, si lo has hecho, es probable que los hayas tomado simplemente con leche o yogur. Descubrir nuevas formas de incorporarlos a tus memas es una idea estupenda… para mejorar tu salud.

Por sus múltiples propiedades, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. deñne la avena como un “alimento específico para la salud”:

Si tienes sobrepeso… Toma los copos en tu desayuno: sumérgelos en agua unas horas, hiérvelos y mézclalos con leche y unos arándanos. Aportan carbohidratos de absorción lenta que te sacian y ayudan a evitar el picoteo.

Si padeces colesterol alto. Se ha demostrado que este cereal te ayuda a regularlo. Úsala como sustituto de la harina en galletas, postres… o en cualquier tipo de receta tradicional.

Para superar “bajones”. La avena te aporta una buena combinación de proteínas, minerales y vitaminas que te llenan de energía y mejoran tu ánimo. Cuando estés de “bajón”, combínala con vegetales en tus ensaladas o cremas: es una inyección revitalizante.

A continuación se presenta una receta de fácil elaboración ideal que incluye la deliciosa y nutritiva avena.

Galletas de avena y miel

Ingredientes
150 g de avena en grano
2 plátanos maduros
1 cucharada pequeña de aceite de semillas
1 cucharada pequeña de canela molida
1 cucharada pequeña de esencia de vainilla
1 cucharada y media de miel natural.

Preparación
Pela los plátanos y aplástalos. Mézclalos con la avena, la canela y la esencia de vainilla. Incorpora 1 cucharada de miel y el aceite de semillas y amasa. Precalienta el horno a 180° C y pon una hoja de papel de hornear en una bandeja.

Reparte pequeñas porciones de la masa de avena, separadas entre sí, y dales forma de galletas. Hornea 15 minutos. Espera a que se enfríen las galletas para separarlas del papel y rocía con unas gotitas de miel por encima.

 

 

Deja un comentario