Advertisement
Recibe novedades

Escribe correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Recetas para diabetes

Berenjenas con gambas

berenjenas con gambasLa berenjena es un vegetal de gran poder alimenticio, sobre todo si se le come bien cocido, combinándolo con salsa de tomates. En general es de fácil digestión pues no contiene ni fibras ni celulosa y además no es laxante.

El aceite de berenjena es muy utilizado para el tratamiento de los dolores reumáticos, ya que activa la circulación sanguínea cuando se le aplica en fricciones sobre la piel.

Esta propiedad, conocida desde hace muchísimos años, es la que ha popularizado a la berenjena como vegetal curativo. El aceite se obtiene friendo, por espacio de dos horas más o menos, fnudamentalmente la piel de varias docenas de berenjenas, en abundante aceite de buena calidad, con preferencia de oliva, cuidando que no se queme.

El aceite asi obtenido se conserva en botellas muy bien tapadas, quedando ya listo para cuando se le utilice en las fricciones.

El fruto de la berenjena es recomendado en casos de insomnio. Este vegetal posee también la propiedad de disminuir el colesterol de la sangre, a la vez que el caldo producto de su cocimiento es muy útil para los ríñones, aumentando la secreción de la orina lo que reduce la presión arterial.

Berenjenas con gambas

Ingredientes para 4 personas:
500 g de berenjenas Harina para enharinar
Aceite para freír
250 g de gambas (camarones)
150 mi de agua
2 cucharadas de mantequilla
1 cucharada de harina
200 mi de leche
50 g de jamón serrano picado
2 cucharadas de queso rallado
Sal y pimienta blanca molida

Preparación
Lave las berenjenas, séquelas con papel absorbente y córtelas en rodajas. Enharínelas y fríalas en una sartén con aceite caliente. Retírelas y déjelas escurrir sobre papel absorbente.

A continuación, pele las gambas y cocine las cascaras en el agua con un poquito de sal, durante 5 minutos. Cuele el caldo obtenido y resérvelo.

Seguidamente, derrita la mantequilla en una sartén, añada la harina y sofríala ligeramente. Incorpore el caldo reservado y la leche, poco a poco, y cocine revolviendo con una cuchara de madera hasta que la salsa espese. Rectifique la sazón.

Por último, coloque las berenjenas en una fuente refractaria. Cúbralas con las gambas y el jamón picado y vierta por encima la salsa preparada. Espolvoree por encima el queso, introduzca la fuente en el horno, precalenta-do a 180° C (350° F), hasta que la superficie esté dorada y sírvalas bien calientes.

 

 

Deja un comentario